Photo credit: Liliana Saeb / Foter / CC BY




 




 
 


Que el dolor de los débiles
jamás llegue a serme indiferente.